MUROS LLENOS DE POESÍA


En 1996 surgió en Monterrey, Nuevo León, México, un proyecto de intervención literaria en la realidad que no ha dejado de cruzar fronteras hasta nuestros días.
 Nació entonces, con el nombre de ACCIÓN POÉTICA, un movimiento cuyo objetivo último no era otro que acercar la poesía a la población que habita pueblos y ciudades mostrando en los muros de las mismas frases poéticas, de no más de diez palabras, procurando evitar religión o política (se trata de despertar el lado hermoso de la vida, no de publicitar contiendas). 
Algo tan sencillo como eso supone introducir un concepto revolucionario en el arte. Estamos acostumbrados a ver carteles gigantescos con frases publicitarias, a toparnos con inmensas señales de tráfico, con fotos que triplican o cuadruplican el tamaño de una persona y que dicen cosas tan poco importantes, desde el punto de vista estético como : "Bienvenidos a Carrión de los Duques", "Desvío a la derecha" o "Compre en Almacenes Doña Pepita"... O bien: "Vota a Éste" o "Mejor todavía: vota a este otro". (Y de repente en un muro alguien ha escrito una declaración de amor tan desgarradora como breve, un juego de palabras sugerente en torno al paso del tiempo, a la levedad de la vida, al apego al mundo...).
Quizá haya sido esa naturaleza subversiva de algo tan simple como el buen gusto lo que está haciendo que muros como esos que inspiró el poeta Armando Alanis Pulido, alma mater del movimiento, en Centroamérica, hoy se encuentren por muchos otros lugares del mundo. Una muestra tomada de la propia Red es la que a continuación podéis saborear, junto con una entrevista al mentor del movimiento.






















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. No seas hiriente al comentar, no seas más listo que nadie, no te las des de inventar el huevo porque el huevo ya está inventado. No descalifiques a otros sin ton ni son. No utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que los demás puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados.Este no es un blog ni triste ni gesticulante: comenta para que los demás disfruten porque has decidido disfrutar de la vida. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.