LOS DESEOS SECRETOS (SEGUNDA PARTE)


Es lo que tienen los deseos ocultos: que son políticamente incorrectos. Cuando nos metemos en nuestro interior, en las ansias que nos consumen por dentro, en los dioses que veneramos en silencio y únicamente para nuestro consumo individual, la corrección social, la bondad ética o las convenciones culturales suelen irse de paseo. En el mundo de los anhelos todo eso vale lo mismo que un suspiro de pato: nada.

Cuando digo que mi deseo secreto es cenar y tomarte un gin tonic después con Beyoncé (por supuesto, sin Jay Z a su lado) soy consciente de que estoy levantando algunas ampollas en el mainstream cultural. Quiero pasar esa velada con una reina del pop, guapa, impresionantemente bien formada, joven y, tal vez, un punto frívola. ¿Y? Pues que no he tenido en cuenta ni una sola de sus facetas intelectuales. Quiero estar a su lado porque es bella y joven, nada más. Y porque si estuviera una vez dudo mucho que volviera a tener la oportunidad de tener una segunda cita, sencillamente porque para una compañera de vida busco, además de eso, muchas otras cosas. 

Ahora bien, tener una novia, una amante, una esposa, todo eso entra en lo posible y, además, no es secreto. Para ellas sí pido eso que no le pido a Beyoncé, claro que sí. Y también les ofrezco todo lo que a la bella cantante no voy a entregar, amor, apoyo, aliento, presencia.

A veces oigo a mujeres que ondean el estandarte del feminismo casi en cualquier conversación afirmar, muy rotundas, que ellas "se tirarían" sin ninguna contemplación a Hugh Jackman, a Gerard Butler o a Chris Pine. Ninguna conoce a ninguno de los tres, así que pueden ser tan tordos y vacíos como mis divas del pop o del cine, pero... ¿a quién le importa eso? Están para untar pan, y para eso las quieren mis queridas damas del igualitarismo. Y yo que les alabo el gusto. Y el deseo. Eso sí, lo que no he oído a ninguna de ellas es que lo que esconden en su corazón es un ansia irrefrenable de asistir a una conferencia de Coral Herrera (y hacedme caso, es mucho más interesante una charla suya que una velada con Gerard Butler).

Pasa poco más o menos lo mismo con nuestros arcanos en materia sexual. Hace un tiempo que vengo haciendo una pregunta para mi otro blog a mujeres de mi entorno. Es la siguiente: imagina que vas a tener contratado por 300 euros a un gigoló guapísimo que va a hacer realidad tus fantasías, él solo o cualquier otro u otra que quieras para el encuentro. Menos corrección política y buenas formas me han confesado de todo. Muchos tríos, tetonas, comidas inacabables, masajes con final feliz, cuadros de sado, ataduras con cuerdas, dominación,... El misionero no ha salido. Y el amor romántico tampoco. ¿Y las caricias? Pues no, tampoco han salido las caricias. 

Vamos, que a fin de cuentas, el baúl de las ansias ocultas puede contener cualquier ímpetu animal porque sus dueños, sus propietarias desconocen cualquier freno racional cuando les sobreviene el deseo. Además, ni siquiera esperamos que esas fantasías se cumplan algún día. Eso sí, si lo hacen, si por un día -o varios- ese deseo toma cuerpo, ¡madre mía! la mezcla de estupor y de felicidad que nos embarga hace que pasemos meses con fuegos artificiales sonando estruendosamente en nuestra cabeza. (O que se nos hiele la sonrisa en un "tampoco era para tanto", que también puede suceder).

























Imágenes: de arriba abajo: Hugh Jackman, Gerard Butler, Chris Pine y un fotograma de Nueve semanas y media.

Por cierto, que Coral Herrera estará dando una serie de conferencias por toda España en las próximas fechas: visitad su blog para saber cuándo.

2 comentarios:

  1. Hola Luis, como la entrada sobre los Deseos secretos" consta de dos partes espero que no te importe que te deje aquí mi comentario sobre ambas.

    En la primera coincidiría en que quizás todos tengamos nuestros propios secretos sobre deseos o fantasías que nos gustaría realizar,
    pero éstos, no tienen porqué ser sexuales y no creo que todo el mundo tenga una fantasía sexual concreta.

    Creo, que sin querer diferenciar o quizás sí, los hombres son más propensos a este tipo de fantasías, al mismo tiempo que les excita que ellas también las tengan.

    Si, supongo que tu opinión está fundamentada en conversaciones con mujeres que te han respondido así. Pero, creo que muchas de estas responden sobre sus fantasías sexuales, no porque realmente las tengan visualizadas o reprimidas en su interior.
    A veces contestan lo que ellos quieren oír, o piensan que si les dicen que realmente no tienen ninguna fantasía sexual concreta pensaran que es una reprimida. Las mujeres queremos ir de iguales junto a vosotros en todos los aspectos, pero aún nos queda mucho camino por recorrer. Salvo honrosas excepciones, claro que sí.

    A tí te gustaría cenar y lo que hiciera falta, con Beyoncé y me parece perfecto, pero al mismo tiempo me da la impresión de que quieres justificar ese deseo quizás algo frívolo, haciendo referencia a que las mujeres también los tienen igual con hombres famosos de cuerpos exhuberantes.

    Pues claro que sí!! Quién dice que no? Las mujeres no somos tontas...

    Pero, creo que un gran porcentaje de mujeres siempre van más allá de acostarse con un tío bueno que cumpla sus fantasías sexuales.

    No hablo de que una mujer para tener un deseo sexual secreto tenga que estar enamorada, pero tienen que surgir más cosas, necesita de más argumentos para llegar a esa parte tan íntima.

    Dices que las mujeres no conocemos tampoco a Hugh Jackman, por nombrarte a uno de los famosos que citas, pero en mi caso ( soy una admiradora suya)puedo decirte que lo que más me gustó no fue su torso espectacular en la película Australia" además, he leído varias entrevistas de él, lo he escuchado en TV y opino que es un hombre divertido, con un gran carisma y con el que me encantaría tener una cena y por supuesto lo que surgiera incluída la fantasía sexual si la hubiera.

    El físico es importante si, pero no es lo esencial para una mujer.

    No sé, pero dudo, de cuántos hombres de los que tienen fantasías sexuales con Beyoncé, la han escuchado hablar alguna vez en su vida.

    Cantar si, y qué bien lo hace por cierto!

    Saludos y por esta vez no coincido en tus reflexiones sobre los deseos sexuales de ambos sexos.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Carmen, casi te ha salido un repost con el comentario.
      Ya sabes que me encanta discrepar y, si no coincidimos, mejor, así hay aliento para el debate.
      Aunque no sé, yo a Hugh Jackman no lo veo ni calvo, ni fofo, ni viejo... y que conste que esto sólo lo pongo por fastidiar, jeje...
      Ahora, en lo de los deseos secretos, coincidimos en que no son todos de naturaleza sexual, por supuesto, Y habrá que fabricar la tercera parte de esta serie para mostrar otros en los que no salgan ni Lobezno ni la diosa Beyoncé.
      Un abrazo.

      Eliminar

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. No seas hiriente al comentar, no seas más listo que nadie, no te las des de inventar el huevo porque el huevo ya está inventado. No descalifiques a otros sin ton ni son. No utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que los demás puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados.Este no es un blog ni triste ni gesticulante: comenta para que los demás disfruten porque has decidido disfrutar de la vida. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.