lunes, 31 de octubre de 2016

LA LUZ DE FISTERRA



 Hay personas que nos acompañan durante un tramo del camino y otras que unieron sus pasos a los nuestros hace muchos años y que, a pesar de que el tiempo ha ido borrando otras huellas, las suyas siguen apareciendo junto a las nuestras, tan pegadas que en ocasiones parece que sean las propias un eco de las suyas.



Creo que a estas personas las llaman almas gemelas

De esas yo tengo una: mi prima Eva. La conocí de niño y, aunque desaparece durante años, cuando mi vida la recobra da igual el tiempo que haya transcurrido sin que nos veamos. Volvemos a ser uno en cuanto nos damos el beso en la mejilla de bienvenida, el abrazo de bienhallado.



Ahora hacía dos años que no nos reencontrábamos y ha sido una suerte volver a hacerlo e ir juntos hasta el fin del mundo. En Fisterra hemos vuelto a sentir eso que siempre sentimos al estar juntos: que somos dos partes de un mismo universo, que ocupamos la misma posición sideral, que orbitamos al mismo tiempo, en la misma dirección, al unísono.


Cuando esto sucede, las veces en que tal prodigio acontece, miña prima, es cuando uno se da cuenta de lo afortunado que es por tener cerca a una estrella con la cual orbitar. 

Gracias, Eva, por permitirme formar parte del mágico perfil de Fisterra. 

2 comentarios:

  1. Gracias a ti Luis....que bueno que existimos y nos encontramos.

    ResponderEliminar
  2. Es magia con magia, y es que yo he estado en ese lugar y tiene un encanto único...
    Encontrar la afinidad y hacer que el tiempo se pare pese a no verse en años... Esa luz abraza

    ResponderEliminar

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. No seas hiriente al comentar, no seas más listo que nadie, no te las des de inventar el huevo porque el huevo ya está inventado. No descalifiques a otros sin ton ni son. No utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que los demás puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados.Este no es un blog ni triste ni gesticulante: comenta para que los demás disfruten porque has decidido disfrutar de la vida. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.