LA PARTIDA DE MUS

Imagen Nathan Brutsky. Más en su página web: www.brutskyart.com


Se sientan alrededor de una botella de tres cuartos de licor de hierbas, con el tapete verde en medio de los cuatro. Ahí puedes encontrarlos cada viernes, en una mesa al fondo del bar El Desapego.

SIN DESCARTE
Sí, ya en la primera mano
entran dos ases y un siete
que con la sota le llevan
a encomendarse a la suerte,
Raúl les niega el descarte
y a hablar les pide que empiecen.
Mal pinta, pues José Félix
posee un as solamente,
mientras que, de sus rivales,
duples de ases y reyes
tiene uno y le han salido
treinta más una a Vicente.

LA GRANDE
A mayor envida aunque
nada lleva y le concede
a Raúl todo el derecho
a subir tres con dos reyes.
Rechaza Félix la puja
y la grande ya se pierde
para los mismos que en marzo
ganaron sobre un tapete
como el que ahora en la mesa
delante de ambos tienen
el premio de la provincia
y que al fin de dos mil trece
conquistaron una copa
de oro con placa al frente
que asegura que son ellos
la pareja contendiente
que a las restantes venció
-y no fue sólo por suerte-
en torneo nacional
celebrado en Albacete.

LA CHICA
Teniendo Carlos dos ases
como los que en manos tiene
a envidar a la pequeña
al abrir lance resuelve,
otra cosa es que la torna
se retrasa sin deleite
porque Raúl en sus pares
dos unos también posee,
si bien a subir la apuesta
es algo que no se atreve.
Si en el juego de las cartas
da ventaja conocerse,
dos cosas sabe Roberto
acerca de su oponente:
que sus hijos no son suyos
aunque su apellido lleven
y que si corta de saque
o treinta y una sostiene
o tres figuras iguales
entre los dedos le hierven.
(O puede que un farol sea,
mas los faroles que mete
Raúl ni él los descubre
ni hay nadie que los pesque.)
Así que al final sabremos
si el envido suficiente
premio fue para dos ases
en compañía de un siete.

LOS PARES
Al abrir ronda de pares
todos afirman que tienen,
así que con dos de a uno
Roberto pasa y asiente
al envite que en su ronda
Félix a todos ofrece;
no dan para más sus cartas.
Órdago lanza Vicente
y después ambos se achican
y a la vez el gesto tuercen;
(una pequeña maldad
al magín del rival viene:
puede que Raúl dos tantos
en este lance se lleve,
pero en la lid de la vida
es Roberto quien a Irene,
la madre de los dos hijos
que ambos comparten, nueve
años hace que en el lecho
del contrario la estremece.)

EL JUEGO
Pues ellos no alcanzan treinta
la partida se detiene,
se muestra lo que se lleva
para que todos recuenten
y lo peor del asunto
es que a ellos sólo acrece
en la cuenta del final
la pegada aún pendiente
pues Raúl suma sus duples
a las medias de Vicente.
De juego treinta y la una
incluso más le enriquecen.

Las cartas se barajean
y a ser repartidas vuelven,
la mano la lleva ahora
Raúl y todos advierten
que está pidiendo en la barra
otra ronda de aguardiente
que pagará la pareja
que menos puntos se lleve.

Cada cual torna a su casa
al anochecer del viernes,
Félix a cenar temprano
y después a ver la tele,
Vicente a pasear la perra
cuando la luna aparece
y Raúl a cantar nanas
a su hijo más reciente,
ese mismo cuyo padre,
a mentirse no se atreve,
es el que cada semana
a cartas con él contiende,
cada uno sito a un lado
de cierto tapete verde.
Consentirlo es, pues, el precio
que él paga indiferente
por su elección de ser padre
le cueste lo que le cueste,
que si consiente el engaño
es porque estéril fue siempre.

La partida de mus es un poema de Luis García Centoira. Todos los derechos reservados.

Más entradas del Romancero de bar en Vivir es jugar:




Texto: Luis García Centoira.
Imágenes: Nathan Brutsky. Más de este pintor haciendo click en en este enlace a su página web.


10 comentarios:

  1. Me pareció muy creativo, con tiempo voy a recorrer tu blog.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  2. Gracias por compartírnoslo, amigo. Abrazo

    ResponderEliminar
  3. Gracias a todos por pasar, por la acogida y por comentar. Me alegro que os haya gustado.
    Un abrazo, Marcela, José, Humberto, Pilar, Mirta. Un abrazo gigantesco.

    ResponderEliminar
  4. HE puesto un comentario antes y :( veo que no se a publicado.
    Decía, que admiro al poeta que en versos de un poema largo logra captar el interés en la lectura sin que decaiga.

    Un fuerte abrazo poeta, gracias por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Eugenia, a ti por el halago y la lectura.
      Mil besos.

      Eliminar
  5. He intentado encontrar tu mail por todas partes, pero nada, no lo he hallado.
    Tengo el tiempo enredado desde hace unos días mas no quería dejar de agradecer tu comentario en mi blog; pero sobretodo, tus correcciones. Es bastante común que la gente sólo te felicite (o se aune a tu sentir) sin hacer críticas objetivas, así que habiéndola recibido de ti, no puedo más que darte mil gracias. Esto es lo que nos hace crecer. Corregido está :))))
    Un fuerte abrazo desde Perú, Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Nicky. Ahora ya lo tienes, si el formulario ese tuyo funciona.
      Besos.

      Eliminar

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. No seas hiriente al comentar, no seas más listo que nadie, no te las des de inventar el huevo porque el huevo ya está inventado. No descalifiques a otros sin ton ni son. No utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que los demás puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados.Este no es un blog ni triste ni gesticulante: comenta para que los demás disfruten porque has decidido disfrutar de la vida. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.