CUANDO UN SONETO SE ATRAGANTA

ROMANCE DE SAGRARIO

-Cada tarde, un café con leche muy caliente. Azúcar moreno. Su cuaderno es de hoja cuadriculada-

Ella, que una vez compuso
un caligrama perfecto,
que siempre clavó las décimas
en consonancias y metro,
que sin esfuerzo ha trabado
mil epigramas burlescos,
ha visto pasar la tarde
encallada en su cuaderno,
anclada en la misma línea
donde se resiste tenso
un final que no consiente
cualquier manido “te quiero”.

Alguna vez acontece
que pega un frenazo en seco,
que las musas la conducen
recta a un punto mudo y quieto
donde nacen las palabras
para ser jardín ubérrimo
y acaban delineando
un gran secarral sediento.

Entonces se queda ahí
con los cerrojos abiertos
del baúl donde en su mente
almacena bien envueltos
mil trucos para domar
pareados y cuartetos,
mientras una voz estricta
dice que serán perfectos
los adjetivos, la rima
y el tiempo de cada verbo,
que sí tendrá cada sílaba
su más adecuado acento,
que habrá medido bien todo
en un poema certero,
con la rima consonante
y rebosante de aciertos,
pero que o bien halla en breve
voz que rime con sombrero
o en mil vidas que viviera
dará fin a ese soneto.

(Mientras retorna a su casa
adormilada en el metro,
estación tras estación
va preguntando en silencio
qué maldición le han echado
y qué diablos de qué infierno
dictaron la orden de que ella
volcara su vida en versos.)


Texto: Luis García Centoira.

Sagrario forma parte de un poemario titulado Romancero de bar. En Vivir es Jugar hemos publicado ya los siguientes poemas del mismo:



Quiero agradecer especialmente a Rosario Alonso y a Isabel Reyes, ambas dos grandes poetas, el haberme ayudado a contar sílabas en el romance de Sagrario. Sin ellas sería un poema mejor o peor, pero las sinalefas andarían desbocadas.

Nota de autoría: Los dos cuadros que ilustran esta entrada de Vivir es Jugar son obra de Edward Hopper.

2 comentarios:

  1. Creo, al contrario que Sagrario, que escribir versos o hacer cualquier otra actividad creativa nos enriquece por dentro. Feliz Año.

    ResponderEliminar
  2. Feliz año, María José.
    Sagrario muestra sólo una posición ante la poesía, la de aquellos que no la viven sino que son vividos por ella.
    Hay un tiempo en que se aprende, en la mayoría de los casos, a aprender a hacer lo primero y evitar lo segundo.
    Gracias por pasarte y comentar, poeta.

    ResponderEliminar

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. No seas hiriente al comentar, no seas más listo que nadie, no te las des de inventar el huevo porque el huevo ya está inventado. No descalifiques a otros sin ton ni son. No utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que los demás puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados.Este no es un blog ni triste ni gesticulante: comenta para que los demás disfruten porque has decidido disfrutar de la vida. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.