HAY OTROS MUNDOS, PERO ESTÁN EN ESTE

ROMANCE DE SERGIO
   - Cada mediodía, Un refresco de cola y una o dos gildas.

Miden apenas un palmo
y lucen buena barriga;
duermen bajo nuestras camas
y no son duendes; caminan
acelerados, corriendo
siempre con enorme prisa.

Sabed que ni a mí, amigo
en quien todos ya confían,
me han confesado jamás
a qué su tiempo dedican,
si hay motivo para tanta
bajada,  tanta subida.

Pero todo lo comprueban:
en mi casa me vigilan,
me acompañan a por pan,
al bus, a la barbería,
y se sientan a mi lado
en el bar a mediodía.

Tentado estoy muchas veces
de pedirles su copita;
ya que siempre me acompañan
al menos que también sirva
a cada cual su cerveza
y al gusto una banderilla.

Algún secreto me cuentan
insistiendo en la porfía:
que el mundo se acabará
en un gran “bum” cualquier día,
o que en cada portal hay
infiltrado un policía.


Nunca se esconden de mí,
ni me observan a escondidas,
piden agua cuando hay sed,
si tienen hambre, comida.
No hablo de ellos con nadie,
no crean que me patina
el cerebro, como antaño
en el hospital decían.

Los escondo en mis bolsillos
y me susurran sus cuitas,
y aun con sus protestas, nombres
les doy aunque no lo pidan:
al más barrigón, Cholete,
a la gafosa, Lucía,
Vicente, con  gorro rojo
Laura, la de la mantilla.


Lo que no puedo contar
es que otros todavía
salen del suelo si duermen
estos que de mí se fían
y con enorme sigilo
sus pertenencias registran,
auscultan sus corazones,
diseñan sus pesadillas.



Nota de autoría.- El romance de Sergio forma parte del Romancero de Bar, obra de Luis García Centoira. Los poemas del mismo que se van publicando en este blog pueden leerse en su totalidad pinchando 



Las ilustraciones que acompañan este texto son creaciones de Yoko D'Holbachie, artista que pudiéramos encuadrar dentro del surrealismo pop y que podéis conocer mejor si accedéis a su página web o si véis el video de Youtube sobre su obra que os mostramos después de este párrafo. Si forman parte de este post es por su valor artístico y por mostrar una bella galería de personajes imposibles, no por su relación con el trastorno mental que hay detrás de las visiones de Sergio.


A propósito del Romance de Sergio: nota del autor sobre la esquizofrenia.


Este poema trata de un tipo de enfermedad mental muy particular. Es evidente que lo que su protagonista padece es una esquizofrenia paranoide y que los hombrecillos que pueblan sus visiones no son otra cosa que el producto de su alucinación.

La esquizofrenia es una enfermedad que necesita medicación, cosa que Sergio se salta. Cuando un enfermo como él está obligado a vivir en soledad puede llegar a perder la perspectiva de lo que le sucede y dejar de tomarla, bien como un efecto de la desidia, bien como resultado de una voluntad, la suya, que a menudo no responde a un análisis claro de las ventajas de la misma y de sus efectos secundarios -que los antipsicóticos y las sales de litio los tienen, y muchos-. 

Pero es una enfermedad que, si no se trata, produce mucho sufrimiento a quien la padece, sin duda, y muy a menudo también a quienes les rodean. Más allá de su tratamiento literario, quien padece una alucinación sufre por ella. Hay momentos en que se retoma un cierto sentido de lo real y entonces el enfermo se da cuenta de que es incapaz de domeñar su cerebro, llegando a situaciones de enorme frustración, de dolor ingobernable.

Quiero que este romance sea un canto de apoyo a quienes padecen esta y cualquier otra enfermedad mental. Mi mensaje es sencillo: cuidaos, tomad vuestra medicación y, dentro de lo posible, intentad ser felices.

7 comentarios:

  1. Otro personaje estupendo para la galería de ilustres del Bar del Desapego.
    Se va ampliando el bestiario romance a romance.
    Muy bien llevado, Luís, emocionante.
    Namasté.

    ResponderEliminar
  2. Es un gran trabajo ,talentoso compañero,pero leer la nota final me...arrugó el cuore.Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  3. Morgana: ya sabes que este bestiario está medido a tiempo ultraversal. Que os guste es un gran placer para mí.
    Sarito... sea lo que sea lo que ha removido, si para ti ha sido bueno leerlo, considero que es un escrito que ha encontrado a su lectora. Eso es lo que da sentido a los escritos. Mil besos, amiga.
    Gil, si tú dices que es grande, debe serlo, porque gusto y saber tienes. Mil gracias.

    ResponderEliminar
  4. En alguna ocasión te he dicho que no dejes de escribir.
    Pues bien me reiteró gran romance.
    Un abrazo Luis

    ResponderEliminar
  5. ¡Josetxu! ¡Cómo te echamos de menos el 22 de marzo! Una alegría saber de ti y ver que sigues pasándote por esta humilde casa.
    Gracias por tus palabras. Es como si uno fuera profeta en su tierra.
    Un abrazo. Y bien bien grande, amigo.

    ResponderEliminar
  6. Me ha llegado muy dentro el poema, tu explicación y tu dedicación a todos esos seres con su sombra interior invisible para los que no padecen como ellos. La sociedad debe y tiene la obligación de velar porque personas enfermas puedan llevar una vida digna a pesar de su enfermedad. Necesitan mucho apoyo y tienes todas la razón de que con la medicación apropiada pueden llevar una vida mejor. Tengo dos amigos con esquizofrenia y con bipolarismo y una tercera le han diagnosticado ahora y se lo que sufren, pero también como la medicación les ayuda. un magnifico poema en todos los sentidos. Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. No seas hiriente al comentar, no seas más listo que nadie, no te las des de inventar el huevo porque el huevo ya está inventado. No descalifiques a otros sin ton ni son. No utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que los demás puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados.Este no es un blog ni triste ni gesticulante: comenta para que los demás disfruten porque has decidido disfrutar de la vida. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.