EL HOMBRE, EL MUNDO Y LOS EJEMPLOS DE LO BLANCO Y DE LO NEGRO


Peter Behrens
“¿Vas Corriendo delante de todos? ¿Lo haces como pastor o como genio? Puede haber una tercera razón: el que corre porque huye…”
F. Nietzsche.
















1. AHORA QUE HE RENACIDO Y TODO PARECE DISTINTO

¡Eh, Hombre del Barro!,
atiende:
— ¿qué te dijo tu Dios
sobre las cosas de la Vida?,
¿que aquí estaba lo Malo
y a Su Lado lo Bueno?

Yo estaba también allí
cuando él Habló
y me convencieron sus palabras.

Hé aquí
-me dije-
las Normas Indudables,
los Grandes Ejemplos.

Sobre ellos construí mi vida,
como todos,
y me esforcé
-lo juro-
en seguirlos.

No es mía la culpa
si fue la Lluvia
quien apostató
de todos los Modelos.


2. PARADOJA DE LA NUBE QUE MANÓ
Fuera llovía.

Yo le dije:
— Oye, Nube,
¿acaso no sabes que blasfemas?
¿o a Dios no oíste
ordenando
que hoy haría Sol?

Pero llovió la Nube
como quien oye llover.

Alguien tocó mi hombro
(un tacto que yo adjetivé
como “algodonoso”):
— ¿Y ésa, qué,
no se enteró del Decreto?
Avísale que Normas son Normas.

Me encogí de hombros.

— Bueno –se resignó-
hagamos que no notásemos el Agua.

Y llamamos
de puerta en puerta
para avisar
de que, a pesar del Agua,
hoy hacía sol.

3. OS CONTARÉ MI ENFERMEDAD

Esta fue la traición
a la que llamé Pulmonía:
decirle
— ¡Pobrecilla!
¿Qué puede hacer una Nube…
si no es llover?

4. EN DESAGRAVIO

Que conste
que tanta solidaridad
por mi parte
no significaba
que estuviera pensando
-¡Dios me libre!-
que aquel día
no hiciera sol.

“Sólo se trata
-pensé-
de una nube
sorda”.

5. LA MAÑANA MÁS TRISTE DE MI VIDA

Me despertó la Pulmonía.
Había soñado
que yo era Nube…

… y con la Nube
también yo
llovía.

6. UN JUICIO SIN GARANTÍAS

Esto dijo el Fiscal:
— Eres un sueño,
nada más,
una falacia
inventada
por el Magín Travieso
de la Gracia Suprema.

Esto sentenció la Sala:
— Pues te atreviste
a soñarte Nube,
en Nube te conviertas.

7. LA ESTANCIA EN PRISIÓN
Y héme aquí,
estirado en mi jergón
de la celda,
haciendo bolillos
con mi desesperación
de,
sin querer ser Agua,
verme condenado
a quererme Nube.

8. EL INDULTO QUE ME OTORGUÉ EL DÍA MÁS CLARO DE MI VIDA

Amaneció con un sol
como un plato
de anuncio
y dije al carcelero
que me iba,
que allá dios
con sus decretos,
que si era nube
Nube sería,
y que no hay condena
que convenza al Sol,
si lo es,
de que morirá para siempre

por cuatro gotas de lluvia.

EL HOMBRE, EL MUNDO Y LOS EJEMPLOS DE LO BLANCO Y DE LO NEGRO es un poema de Luis García Centoira








4 comentarios:

  1. Es menester la voz y esa que calla, que deja todo adentro, el estupor, y su idea del todo o de la nada...Nubes que van pasando, gotas ralas...y furiosas, penosas tempestades, que huyen del albor hacia la nada...Prestidigitas...Gracias Luis.

    ResponderEliminar
  2. Alucinante Luis!...La lucha entre lo soñado y lo vivido,lo que es y lo que queremos ser...el sueño y la realidad...realmente me ha gustado.Preciosos los cuagross,las fotografias y otras obras mostradas aquí.GRACIAS!

    ResponderEliminar
  3. Gracias, José Ignacio, un honor recibir de ti esas palabras.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Silvita. Me encantó ver que te pasaras por esta casa y que hallaras interesantes tanto a sus habitantes como la decoración. Besos.

    ResponderEliminar

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. No seas hiriente al comentar, no seas más listo que nadie, no te las des de inventar el huevo porque el huevo ya está inventado. No descalifiques a otros sin ton ni son. No utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que los demás puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados.Este no es un blog ni triste ni gesticulante: comenta para que los demás disfruten porque has decidido disfrutar de la vida. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.