lunes, 15 de octubre de 2012

LEGO: 80 CUMPLEAÑOS


Como tantas y tantas cosas, a Mikel.


Supongo que tendrá que ver con los  cuatro decenios y medio ya pasados que acredita mi carnet de identidad, o tal vez sea por el hecho de que apenas eran comercializados en España, pero algunas de las ausencias que más acuso en mi infancia se refieren a dos de los mejores juegos (¿o debiera decir conceptos de juego?) jamás inventados: hablo de LEGO y de PLAYMOBIL.



En el caso de Playmobil el asombro viene por el detalle con que elabora, no ya sus muñecos (un playmobil siempre se mojará la cabeza cuando quiera beber un refresco), sino las salas de hospital, la autocaravana, el camión de la basura, el carrito del barrendero, el aeropuerto, la tienda del aeropuerto,…


Con LEGO la vida me dio una segunda oportunidad. Durante al menos cinco años jugué con mi hijo, cada día, con estos ladrillos. Cada noche, después de cenar, sacábamos el cubo de LEGO –primero el de duplo, luego las piezas de tamaño normal, más pequeñas- y con ellas montábamos un cine donde pasábamos películas para los muñequitos de Barrio Sésamo que había por casa, o un supermercado donde aquéllos realizarían sus compras, o un escenario donde darían un concierto de rock and roll.


El caso es que este año es de aniversario especial para LEGO y, con ese motivo, los propietarios de la marca han publicado un corto de animación que cuenta la historia de la empresa, su paso desde los juguetes de madera a las piezas de plástico o al concepto de Legoland.




Creo que este blog no podría llamarse como se llama si no hablase de estos ladrillitos de colores que nos han llevado del siglo XX al XXI construyendo a escala lo que en nuestra imaginación eran diseños portentosos.



Por otra parte, creo que no soy el único forofo de los mismos, puesto que hay artistas que realizan verdaderas esculturas usándolos como materia prima. El artista Nathan Sawaya así lo hace. Suyas son las cuatro esculturas cuya reproducción fotográfica acompaña a este post. Si queréis conocer más acerca del mismo, esta es la dirección de su página web:


EL ARTE DEL LADRILLO




Más allá del famoso ladrillo, en la era de Internet, LEGO ha aportado sin proponérselo sus muñecos articulados para originar una nueva corriente en la animación. El dibujo, la plastilina, los programas de ordenador, y ahora,... ¡LEGO!.

Brick by Brick, por ejemplo, sostiene un canal en Youtube que recrea momentos históricos, sobre todo deportivos, como las recientes Olimpiadas de Londres.

Y ahí está el salto desde la estratosfera de Felix Baumgartner, subido al ciberespacio con velocidad de reportero (el salto fue ayer y ya tiene su correlato en peli de muñequitos colgada en la Red). 


Sí, tal vez algunas de estas animaciones tengan un poso gamberro pero, ¿acaso no son divertidas?

2 comentarios:

  1. Desde hace años vengo observando que o se es "de Lego" o se es "de Playmobil".
    Alrededor de estos dos conceptos de juego (como tú dices) hay todo un mundo que implica casi más a personas adultas que a l@s peques: Certámenes anuales, clubs, exposiciones...
    Pero son dos mundos que no se mezclan: O Lego o Playmobil.
    Si te gustan los dos, es que te gustan poco ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perros o gatos, carne o pescado, altos o bajos, rubias o morenas,... ¿Qué te puedo decir, Maite? Seré un engendro de la naturaleza, pero yo no soy ni de perros ni de gatos, soy de carnes y pescado, no me voy a pronunciar aquí sobre las otras dos categorías y, sobre Playmobil y Lego, ¿qué más dará? Yo soy de los dos.
      (Y a mucha honra)
      Besos.

      Eliminar

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. No seas hiriente al comentar, no seas más listo que nadie, no te las des de inventar el huevo porque el huevo ya está inventado. No descalifiques a otros sin ton ni son. No utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que los demás puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados.Este no es un blog ni triste ni gesticulante: comenta para que los demás disfruten porque has decidido disfrutar de la vida. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.