lunes, 18 de junio de 2012

EL JUEGO DE LA OCA


¿Cuál es el mejor juego de tablero del mundo?
Si decimos que el mejor juego es aquel que más fielmente encarna una cosmovisión, tal vez debiéramos hablar del Go nipón o de ese juego que se practica en Madagascar y que se conoce como Fanorona. Este juego tiene un verdadero trasunto mágico-religioso al que deberemos dedicar en alguna ocasión un post (por igual razón deberemos hablar de Serpientes y Escaleras, entre otros juegos que no fueron originalmente sino formas de explicar creencias religiosas).
Si pensamos en que la principal característica del juego ha de ser la simplicidad de sus normas, el tres en raya tal vez sería quien ostentase la corona para la cual andamos buscando rey.
Si, por el contrario, nos fijamos en que el juego ha de mostrar un modo de vida, ser un trasunto de un lugar y una cultura, el wari –o awele, dos nombres para un juego que en Africa recibe cientos de denominaciones- sería el emperador.
Si buscamos, sin embargo, un juego conocido en los cinco continentes, ahí estará, tal vez, el parchís y, sin ninguna duda, el ajedrez.
Si queremos darle el calificativo de rey, de príncipe, de reina o de princesa, a un tablero de juego contemporáneo, señalaremos al de Sjoelen, al de Carrom –entre los grandes- o al de Quatro! –por original-, el Monopoly –por popular- o… bueno, aquí cada cual puede poner a su juego preferido… y ese será el mejor, sin duda alguna. (Catan estará, a mi juicio, entre ellos, por supuesto).
O sea, el mejor juego de tablero será el que cada uno de nosotros decida que es el mejor.
Yo no voy a ocultar, sin embargo, que siento una especial predilección por El Juego de la Oca. ¿Por qué? Creo que por una razón puramente estética, la verdad. Más allá de si en su origen está la civilización egipcia o si se trata, o no, de una recreación del Camino de Santiago (sobre esto Internet os puede ofrecer mil y una entradas especulativas), a mi modo de ver el tablero de la Oca, con sus 63 casillas decoradas cada una con una imagen diferente ofrece, desde el punto de vista plástico, un verdadero festival para el sentido de la vista.
Para El Taller de Geppetto y para Jugativos, hasta el día de hoy, he diseñado por mi parte, tres tableros de este juego. El primero se inspiraba en la minería del hierro, los otros dos eran sendas excusas para realizar un recorrido por los municipios de Basauri, en un caso, y de Getxo, en el otro.
Bien, pues dejad que decore este post con una reproducción a escala de la Oca de Getxo en homenaje a este pasatiempo al que hoy –tal vez mañana coronemos a otro- decido poner la tiara imperial.

Este tablero tiene registrados los derechos de propiedad intelectual a favor de su autor. No obstante, podéis reproducirlo si lo deseáis, siempre que sea sin fines comerciales. 
Por cierto, si queréis una reproducción de este juego en un tablero enmarcado, podéis pedirla al correo de Jugativos:
info@jugativos.com


3 comentarios:

  1. Es que el tablero del parchís es como el otro lado del espejo, el País de las maravillas.
    Qué tablero tan bonito el de Getxo.

    ResponderEliminar
  2. Es un camino decorado, Maite.
    El que se presenta en ese tablero es un recorrido por el municipio de Getxo, un pueblo volcado al mar, con un verde intenso en el interior, el azul del agua y el del cielo, el ocre de la arena, sus faros, el Puente Colgante -que es de Portugalete, por un lado, pero de Getxo, por el otro-...

    ResponderEliminar
  3. Perdón, quería decir Oca en lugar de Parchís.
    Muy buena la puntualización sobre el pique del Puente de Bizkaia.

    ResponderEliminar

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. No seas hiriente al comentar, no seas más listo que nadie, no te las des de inventar el huevo porque el huevo ya está inventado. No descalifiques a otros sin ton ni son. No utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que los demás puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados.Este no es un blog ni triste ni gesticulante: comenta para que los demás disfruten porque has decidido disfrutar de la vida. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.